INSPIRA 2014

CONVOCATORIA 2014 

Inspira es un nuevo concurso de apoyo y gestión de proyectos de investigación, organizado por la Vicerrectoría de Investigación de la UNED, que para la edición 2014, premió a tres diseños de investigación relacionados con la innovación institucional.

Es decir, se identificaron tres proyectos de investigación innovadores que, a partir de un proceso de cambio intencional, controlado y sistematizado, orientado a la mejora sostenible de algún aspecto concreto del sistema institucional de la UNED (sea desde la docencia a distancia, la investigación, la extensión universitaria o la gestión administrativa), se pudiera realizar con la metodología de investigación-acción.

Haciendo eco de lo propuesto en el Sistema de Investigación de la UNED, todo funcionario académico y administrativo tuvo la opción de participar en este concurso, junto con estudiantes de la institución que funjieran como miembros del equipo de investigación, en calidad de asistentes o co-investigadores.

La metodología de investigación-acción fue la única permitida en el concurso, dado el interés central de buscar experiencias de cambio y mejoramiento innovadores y prestarse dicha metodología mejor que otras para plantear cambios verificables.

Los requerimientos mínimos esperados en la presentación de cada diseño metodológico investigativo fueron los siguientes:

  • Introducción a la exposición de las condiciones, contextos y metas iniciales que se quieren alcanzar como resultado del proyecto innovador.
  • Definición de la preocupación o pregunta temática elegida por el grupo para la investigación.
  • Revisión de diversa literatura afín y reciente, así como de conceptos, procesos o acciones que el grupo desea innovar, haciendo alusión al uso vigente del lenguaje, de las actividades y prácticas profesionales que realizan y de las relaciones que presenta actualmente la organización social relacionada con el proyecto.
  • Diseño del plan de acción innovador, supuestos, recursos necesarios que no excedan el equivalente a US$2500.00, acuerdos tomados y cronograma del proyecto en general.
  • Definición de los métodos y técnicas que emplearán para los procesos de observación y reflexión del grupo investigativo.
  • Presentación del grupo investigador y designación de la persona que lo coordina.

Por otra parte, la selección de los proyectos innovadores se basaron en las tres categorías de innovación que el proyecto responsable de esta temática está impulsando actualmente.

A efecto de descriminar mejor los criterios de selección del concurso INSPIRA 2014, se definió un proyecto de investigación-acción en innovación educativa, como aquél que mediante un conjunto de ideas, procesos y estrategias sistematizadas, introduce y provoca cambios en las prácticas educativas a distancia vigentes de la UNED. Es decir, plantea una renovación pedagógica (o didáctica) en áreas como:

  • Diseño curricular y planes de estudio
  • Didáctica en la docencia a distancia
  • Acreditación y autoevaluación de planes de estudio
  • Evaluación de los aprendizajes
  • Aprendizaje y formación
  • Cognición y aprendizaje
  • Y otros no detallados en esta lista, pero que visiblemente responden a la preocupación básica de tratar temas que se abordan desde las áreas que conforman la educación. Cabe destacar que este categoría no comprende los proyectos que recurren a las tecnologías para mediar el aprendizaje o la docencia, porque para el concurso, disponen de una categoría independiente.

Los proyectos de investigación-acción en innovación tecnológica-educativa fueron los que presentaron un proceso de integración, adaptación, mejoramiento o mediación de alguna tecnología existente o invenciones, para crear, mejorar o cambiar una práctica o proceso o sistema educativo (de aprendizaje, enseñanza, evaluación u otro). Entre las áreas posibles para participar en esta categoría se mencionan:

  • Mediación tecnológica para aprender en alguna área del conocimiento
  • Usos educativos de las facilidades diferenciadas de la Web 2.0 y Web 3.0
  • Adaptación de alguna tecnología para una práctica educativa
  • Integración de tecnologías para mejorar procesos educativos
  • Virtualización de los ambientes educativos
  • Y otros no detallados en esta lista, pero en los que se selecciona una o más tecnologías para que se empleen como recursos, instrumentos, herramientas o soportes en procesos educativos. A diferencia de la primera categoría de selección antes descrita, este tipo de investigación-acción debe conducir a un énfasis en lo tecnológico, en sus características, condiciones y especificaciones que permitan flexibilizar o agilizar la apropiación educativa de éste.

Y para la tercera categoría, los proyectos de investigación-acción en innovación social, se pidió que presentaran un énfasis interdisciplinario y/o transdisciplinario para realizar cambios significativos (innovaciones) en las relaciones sociales de una comunidad, región o sociedad, a través de la implementación de procesos de movilización-participación y los resultados de acciones que alcancen mejoras en las relaciones sociales, las estructuras de gobierno, mayor empoderamiento colectivo y otras manifestaciones colectivas sociales. En esta categoría podían presentarse proyectos relacionados con:

  • Iniciativas organizativas para el mejoramiento local/regional/nacional
  • Prácticas inclusivas sociales
  • Gobernanza en la administración pública
  • Desarrollo de redes de colaboración en campos o áreas específicas para fines sociales
  • Propuestas para la solventar la crisis del estado benefactor
  • Capitales socioculturales de comunidades
  • Empoderamiento económico y social de grupos marginados
  • Producción de conocimiento y desarrollo social
  • Y otros temas tampoco detallados en esta lista, pero que no serán posibles de confundir o presentar ambigüedad con las dos primeras categorías de selección innovadora, en el tanto que esta categoría busca el énfasis en la trascendencia social de cambio que el proyecto facilite.

Otras consideraciones que se establecieron fueron las siguientes:

  1. La ejecución debería iniciar en el término de tres meses, a partir del cierre de la inscripción al concurso, de manera que los proponentes tuvieran la oportunidad de coordinar con las unidades académicas y administrativas respectivas, su realización, autorizaciones y demás permisos. Así mismo, la duración total para el proyecto debería ser de 3 a 12 meses.
  2. Provenir de un ámbito universitario en específico: docencia a distancia, investigación, extensión universitaria o gestión administrativa universitaria.
  3. Preferiblemente incluir uno o más estudiantes de la UNED, como parte del equipo de investigación, sea en calidad de asistentes o co-investigadores. Los proyectos que así lo dispongan, tendrán puntaje adicional en el proceso de selección por parte del jurado.

El jurado del concurso estuvo conformado por tres expertos nacionales, invitados para tal efecto por la Vicerrectoría de Investigación de la UNED, y responsable cada quién, de elegir un proyecto de investigación-acción en la categoría que representó: innovación educativa, innovación tecnoógica-educativa e innovación social.

En la edición 2014, INSPIRA tuvo el honor de contar con los siguientes miembros del jurado:

  • Allan Campos Gallo, Coordinador de Gestión Ambiental, CENAT
  • David Bullón Patton, Director de Innovación, MICITT
  • Saskia Rodríguez Steichen, Directora Cooperación Internacional, MIDEPLAN

El jurado fue coordinado por la Dra. Maricruz Corrales, funcionaria de la Vicerrectoría de Investigación y responsable del Nodo de Innovación, quien dispuso de voz en el jurado ad hoc, pero no así de voto. Con esta disposición, la UNED desea establecer una premiación objetiva y calificada por expertos reconocidos.

Comparta este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *