Innovación social

La universidad presenta un estatus único como institución que enseña, investiga y que, a la vez, puede contribuir con el desarrollo económico de un país o área, lo que la convierte en una pieza clave dentro de la dinámica de sociedades basadas en el conocimiento (Etzkowitz, 2011).

Habermas (mencionado en Dzisah, 2010) también la destacó más allá de su rol difusor de la herencia sociocultural de los pueblos, en la función de “actor y promotor” del propio proceso de generación del conocimiento y en razón de la capacidad que posee la universidad para reflexionar hacia su interior y ser capaz de avanzar en diferentes campos del saber.

En este panorama de acción y desarrollo, que ha sido afectado por una fuerte crisis mundial, el papel de la enseñanza superior es también visto como un bien público que por su importancia debería prestársele apoyo desde organizaciones o fuentes financieras para la consecución del bienestar de las sociedades.

Es en este contexto, que el concepto de la innovación social o pública se vincula al quehacer de la universidad, de manera natural y orientada al servicio público, pues se le define como una forma innovadora de organización, que conduce a un tipo emergente de comportamiento social: uno en el que se aprecia como una fuerza que defiende los valores de solidaridad y equidad, mediante procesos investigativos multi y transdisciplinarios, con los que fomenta la inclusión y bienestar, a través del mejoramiento de relaciones sociales y procesos de empoderamiento de grupos o comunidades (Moulaert, MacCallum y Hillier, 2013).

Pese a lo anterior, puede verse desde otra óptica: como una nueva aproximación para resolver situaciones de crisis, crear nuevos trabajos, reorganizar servicios y desarrollar alternativas sociopolíticas; según el potencial para el cambio social que se dé en un determinado contexto sociocultural.

Cabe señalar el cuidado histórico específico que este tipo de innovación presenta, ya que el éxito sociocultural alcanzado se relaciona con las condiciones contextuales de donde surgen, lo que no permite aplicarlas como recetas o políticas generales en otros contextos. Es decir, en la innovación social o pública, la teoría y la acción se funden y, por ello, un enfoque metodológico investigativo que se sigue es la investigación-acción.

Para Jessop et ál. (2013), la innovación social ha existido desde el siglo XIX, con las diferentes propuestas de aseguramiento y accesibilidad de la población a recursos y servicios básicos. No obstante, en las últimas décadas, esa visión innovadora manifiesta un marcado interés por desentrañar y resolver cambios de niveles macro-sociales, prácticas sociales transformativas o dinámicas micro-sociales. Empero, por efecto de la fuerza que el término innovación conlleva en la determinación de experiencias, razonamiento y rendimientos económicos, se confunde la proyección social inicial, en la que se busca el logro integral de prácticas sociales nuevas, para solucionar problemas o desarrollar formas sostenibles de convivencia humana.

En la UNED, dada la envestidura de institución benemérita, institución pública y universidad a distancia, la innovación social debe sellarse bajo el signo de los cambios de una lógica social y comunitaria, sea a nivel local, nacional o regional. Con ello, puede hacer convergir la función de extensión universitaria que ejecuta actualmente con un horizonte de más amplia cobertura, en el que se analicen y resuelvan problemas o situaciones, más allá de las poblaciones específicas: en sectores afines o distintos (gubernamental, empresarial u organizacional); y además, se (re)cree un discurso universitario alternativo, con apoyo de la acción social, a manera de estrategia de desarrollo.

Referencias

Dzisah, J. (2010). Capitalizing knowledge: the mind-set of academic scientists. En Critical Sociology 36(4) 555-573. DOI: 10.1177/0896920510365917.

Etzkowitz, H. (2011). Normative change in science and the birth of the Triple Helix. En Social Science Information, 50(3-4) 549-568. DOI: 10.1177/0539018411411403.

Jessop, B.; Moulaert, F.; Hulgärd, L. y Hamdouch, A. (2013). Social innovation research: a new stage in innovation analysis? En Moulaert, F.; MacCallum, D.; Mehmood, A. y Hambouch, A. (2013) (Eds), The International Handbook on Social Innovation. Collective Action, Social Learning and Transdisciplinary Research, pp. 110-130, United Kingdom: Edward Elgar Publishing Lmtd.

Moulaert, F.; MacCallum, D. y Hillier, J. (2013). Social innovation: intuition, precept, concept, theory and practice. En Moulaert, F.; MacCallum, D.; Mehmood, A. y Hambouch, A. (2013) (Eds), The International Handbook on Social Innovation. Collective Action, Social Learning and Transdisciplinary Research, pp. 13-24, United Kingdom: Edward Elgar Publishing Lmtd.