Tiempo de graduaciones

Por Lizette Brenes Bonilla, vicerrectora de Investigación.

“Todavía es posible un mundo mejor, porque quizá alguna vez, ese mundo existió entre nosotros”
María h Amoretti

Un mundo mejor…Cada vez que celebramos una graduación sentimos que todo lo que nos ha unido con ustedes por meses y años nos convoca en este momento de elevación del espíritu.

Y se eleva el espíritu cuando agradecemos a sus familias por el apoyo, el acompañamiento, la motivación y la paciencia.

Se eleva el espíritu cuando empezamos a imaginar las vidas que mejorarán, las oportunidades que aparecerán y las formas en las que ustedes forjarán una mejor Costa Rica.

La época que vivimos es la época de la complejidad, la aceleración y la incertidumbre.

Es la época en la que contamos con más conocimiento disponible y generamos más conocimiento por minuto y por persona.

No obstante, el conocimiento requiere del espíritu adecuado para convertirlo en un mejor futuro para todas las personas.

El espíritu elevado de personas comprometidas con un propósito mayor a sí mismas.

El espíritu de la armonía, de los derechos humanos, de la inclusión, de la democracia, de la paz y de la pasión por cambiar el mundo.

Ustedes poseen ese espíritu, es el espíritu de la UNED y el de Costa Rica.

En la misma semana, Costa Rica elige a la primera mujer afroamericana como vicepresidenta de la República y la UNED gradúa a cientos de personas en todos los territorios del país, la mayoría de ellas, mujeres.

Hoy celebramos sus logros y reconocemos su gran capacidad, que el espíritu elevado los lleve a transformaciones que dibujen nuevas sonrisas en su vida y en la de muchas personas.

Hoy creemos que es posible un mundo mejor, porque ese mundo existe entre nosotros…