¿Qué significa hacer ciencia social en esta época?

Por: Lizette Brenes Bonilla.

Ciencias socialesEl título de este mensaje es el tema que el Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) propuso para un panel que moderé y cuyas reflexiones comparto a continuación:

El Dr. Luis Paulino Vargas describió la construcción de un edificio teórico de grandes pretensiones por parte de economistas que intentaron dar vestido de ciencia exacta a la Economía. Su análisis crítico incluyó:

  • Desde la evolución teórica de la medición del valor relacionado con la fuerza del trabajo, hasta el valor subjetivo según el placer derivado del consumo.
  • Desde las teorías de mercado y su apuesta por la coordinación de decisiones masivas sobre oferta y demanda; hasta hoy, cuando no se logra demostrar un equilibrio único o estable.
  • Destacó el aporte pionero del economista inglés John Maynard Keynes al introducir el concepto de incertidumbre.

En síntesis, Luis Paulino ilustra el sinsentido de entender la Economía como una ciencia exacta.

Personalmente, reconozco que las leyes económicas me resultan oxímoron. Sostengo que la Economía es la más emocional de las actividades, solo hay que ver el comportamiento de las bolsas.

Podría interpretar un mensaje tácito en su exposición al sugerir que las ciencias económicas hoy podrán contribuir a la aspiración de todas las personas a tener una vida digna.

La Dra. Roxana Hidalgo cuestionó los discursos hegemónicos y el poder que representan, lo hizo con los siguientes argumentos:

  • Expuso la manera en que los comportamientos que se salen de ese discurso, se consideran desviaciones o patologías.
  • Reveló amplios y superlativos ejemplos de lo que está bien y lo que está mal, según los grupos de poder: imaginario social hegemónico “bipolar”.
  • Indicó que desde la ciencia occidental se pretende que la ciencia sea objetiva, mientras que en las ciencias sociales no se debe hablar de objeto de estudio, ni de objetividad.

Todos somos sujetos y el conocimiento es subjetivo por naturaleza, ya que lo construimos. Es necesario darle su espacio al contexto y a las historias personales y la forma en que se cuentan. La subjetividad es válida y legítima.

La verdad pura no existe…

Parece que en los espacios entre esos extremos es donde realmente vivimos.

El Dr. Carlos Sandoval realizó un acercamiento a la caracterización del siglo XXI. Por ejemplo:

  • Señaló las diversas conflictividades y la incertidumbre.
  • Destacó los conflictos intraestatales, como los que se presentan actualmente en Irak y en Siria. Las inequidades como otra característica del periodo.
  • Sugirió la investigación que aborde naturaleza y sociedad. También propuso contemplar tanto estudios interpretativos como explicativos.
  • Recomendó analizar la historicidad y la territorialidad respecto a las fronteras construidas en las disciplinas.
  • Consideró importante la reflexión sobre el nacionalismo frente al transnacionalismo.

Don Carlos nos invitó a construir ciencias sociales “más atentas a los tiempos y menos ensimismadas”.

El hilo conductor de las exposiciones podría ser el reconocimiento de la subjetividad.

La necesidad latente es la cooperación entre personas, pero también entre miradas científicas sociales, y entre las personas investigadoras y las que participan en la investigación.

Somos fenómenos socioecológicos complejos y las ciencias sociales podrían ser el espacio natural de convergencia de todas las ciencias.