Juventudes y transformación del modelo desarrollo sostenible

Por Lizette Brenes Bonilla, vicerrectora de investigación, UNED.

Para las juventudes podría no tener sentido la definición que hemos promovido sobre un modelo de desarrollo sostenible basado en los pilares económico, social y ambiental. Básicamente porque estos conceptos tienen un significado diferente para las juventudes.

Hay sentidos que esta generación tiene y que la diferencia de otras generaciones: el sentido de empatía, el sentido universal y el sentido de apertura.

Curso: Valores y Prácticas Democráticas para el Liderazgo JovenCada uno de estos sentidos hace que impulsen movimientos renovadores

Por ejemplo, en lo social, el sentido de empatía hace que participen apoyando causas y que vean con naturalidad fenómenos que a otras generaciones les resultan profundos. Las juventudes ven con otra mirada la diversidad y la iluminación de la Casa Blanca con sus colores, el acuerdo nuclear con Irán y la reanudación de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

En lo ambiental, el sentido universal les permite actuar por los derechos universales de la naturaleza. Dan nueva vida al biocentrismo. Hacen historia cuando ganan una demanda contra el gobierno de ahilando por no cumplir con el compromiso de disminución de emisiones.

En lo económico, su sentido de apertura los mueve con facilidad hacia la economía compartida. Dan nueva vigencia a los valores de colaboración y construcción colectiva. El software libre y el hardware libre son solo instrumentos para un movimiento de innovación social sin precedentes.

Gracias a las juventudes la transformación se construye en forma colaborativa. La deuda de nuestra generación es garantizarles los ambientes de paz, participación y oportunidades que merecen.