Interviniendo el río Torres

Proyecto de investigación de la UNED estudia las aves, el suelo y el agua de Río Torres para tomar medidas de mitigación y conservación.

En las áreas urbanas se concentra la mayor cantidad de población humana incrementando las actividades económicas y sociales, ejerciendo mayor presión sobre los ecosistemas acuáticos. 

Como consecuencia se produce un deterioro de los recursos naturales debido a la expansión urbana, afectando nuestra salud y de los ecosistemas como es el caso del río Torres, dentro de las consecuencias que podemos encontrar es que han superado su capacidad de carga de contaminación, convirtiéndose en sitios insalubres y no aptos para el desarrollo de la vida.

Es por esta razón que un grupo de investigadores de la Universidad Estatal a Distancia se propusieron determinar los efectos de las actividades que realizamos los seres humanos sobre el ecosistema de la microcuenca del río Torres una de las más contaminadas de la Gran Área Metropolitana.Microcuenca río Torres

Para realizar este estudio este grupo de profesionales están el usando bioindicadores (indicadores biológicos) como por ejemplo las aves, que brindan información efectiva a corto plazo y así poder proponer acciones de conservación y control de la contaminación.

Además, estudian los riesgos producidos por los deslizamientos, erosión y deforestación de las márgenes de los ríos con el fin nos permitir tomar acciones de prevención para evitar los desastres en áreas urbanas aledañas a los ríos.

En resumen el proyecto pretende identificar la vulnerabilidad ambiental en la microcuenca del río Torres y el riesgo social, mediante estudios biofísicos para proponer medidas de mitigación y conservación.

Si quiere conocer más de esta investigación, escríbanos a : investiga@uned.ac.cr