Es momento de transformarnos a nosotros mismos

Por Lizette Brenes Bonilla

La agenda para el desarrollo sostenible 2030, recién aprobada por las Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene tiene como título: “Transformar nuestro mundo”. Claro que aunque es muy sugestivo, fue transformando nuestro mundo como llegamos a la problemática de hoy con el cambio climático.Es tiempo de transformarnos

La agenda contiene 17 objetivos cuyo enfoque, desafortunadamente, debo criticar. Más bien es momento de transformarnos a nosotros mismos.

Los objetivos del 1 al 12 son los mismos de siempre, antropocéntricos y enfocados en eliminar, combatir y no en construir. El décimo tercero es el más preocupante, porque hace un llamado a combatir el cambio climático. Los demás se refieren al uso de los recursos naturales y a su protección.

Este enfoque orientado al combate, la guerra o la lucha ha probado ser ineficaz por miles de años. Hemos tenido luchas étnicas, religiosas, contra la pobreza, contra las drogas, y cientos de otras luchas infructuosas… La lucha solo nos aleja de la humanidad que idealizamos.

Entonces hoy, ante el inicio de este primer encuentro sobre cambio climático quisiera proponerles que enfoquemos nuestra energía desde la estrategia de “design thinking”.

Empecemos por considerar cuál es el escenario que deseamos y qué esperamos del futuro. Partamos de los bocetos del mañana para dibujar los puentes necesarios, las nubes y las alas.

Con esa energía, partamos de las necesidades de la naturaleza, de sus deseos, de su sabiduría. Exploremos opciones biomiméticas, abramos nuestro talento y nuestra capacidad colaborativa y creadora. Transitemos desde el diálogo entre nosotros hacia el dialogo con la naturaleza.

Olvidemos las luchas y recordemos por qué estamos aquí. Imagino que para contribuir con nuestro pincel y los colores del conocimiento a dibujar un mundo mejor para todas y todos, incluida la naturaleza…